Siempre decimos que para el feng shui una casa tiene tres puntos clave: la entrada, la cocina y los dormitorios. No es diferente para la venta.

1) La Cocina.

  • Algunos expertos afirman que al vender una casa, lo que se vende en realidad es la cocina y toda inversión que se haga en ella hallará su recompensa. Toma algunos consejos del feng shui de para armonizar tu cocina.
  • Arregla todos los desperfectos que pueda haber, la cocina (y la casa) debe lucir como si el comprador pudiera mudarse al día siguiente. Como mínimo, dale una mano de pintura, preferentemente blanco. El blanco es el color que mejor permite al posible comprador «proyectar» sus propio pensamiento e imaginarse viviendo allí.
  • Si te es posible, reemplaza los muebles de cocina por otros más modernos, los herrajes son muy importantes y pueden cambiar decisivamente la percepción de este espacio.
  • Si vas a remodelar la cocina completa, entonces consulta con un profesional del feng shui para que te aconseje la mejor orientación para los fuegos, pues el punto cardinal hacia donde orienta la cocina es sumamente importante para el feng shui de la misma.

2) La Entrada:

  • La puerta de tu casa y la entrada representan la primera impresión que recibirán tus posibles compradores: dales la bienvenida.
  • Es preferible que retires los objetos personales de tu recibidor tales como fotos, recuerdos de viajes etc. Estos tienen significado para ti, pero no para los posibles compradores. Elige objetos neutrales, como un lindo ramo de flores, o una planta, o un cuadro con un paisaje. El aspecto exterior de la casa o la puerta del departamento es igualmente crucial y lo que inviertas en ellos será siempre redituable: si hay un jardín en el frente, arréglalo muy bien.

3) Los Dormitorios:

  • Es importante que tus placards, closets o guardarropas parezcan espaciosos. Cuando muestres tu casa, procura que no parezcan abarrotados de cosas, retira alguna prendas y las que queden ordénalas muy bien.

4) Las Energías Invisibles:

  • No hay una estatuita o amuleto que emita efluvios auspiciosos para las operaciones inmobiliarias, pero sí se pueden usar las estrellas volantes adecuadas.
  • Una breve introducción a las estrellas como cortesía para quienes nunca escucharon de ellas: no son objetos en forma de estrella, no son astros del cielo. En el feng shui se llama estrellas a ciertas energías invisibles, sensibles a las formas, al tiempo y al espacio, que pueden activarse usando ciertos recursos. Hay nueve estrellas en esta particular «constelación» del feng shui, que se identifican con un número y un color.
  • Hay dos estrellas prósperas que pueden favorecer una operación inmobiliaria, que son la 8-blanco y la 9-púrpura. Como estrellas anuales se encuentran durante el 2014 en el sur y el norte, respectivamente. Para activarlas puedes colocar algo del elemento Fuego en el sector de tu casa que mira al sur, o algo del elemento Agua en el sector que mira al norte.
  • Si tienes la oportunidad de calcular el diagrama de estrellas específico de tu casa, entonces hay ciertas combinaciones de estrellas que pueden ser muy favorables para las operaciones inmobiliarias, como la 2-9 (va primero la estrella montaña) y la 2-8. En los sectores apropiados se pueden activar con agua, lo cual representa un recurso muy poderoso para tus objetivos. En todos los casos, no debe haber formas negativas, externas o internas, en los sectores implicados.

 5) Otros detalles:

  • «Muy luminoso» es algo que vemos frecuentemente en los avisos inmobiliarios: una iluminación pobre puede hacer que tu casa se vea lúgubre. Abre las cortinas, limpia los vidrios, poda las plantas que den excesiva sombra sobre la casa y donde sea necesario aumenta la potencia de la iluminación artificial cambiando las lámparas. Cualquier lamparita quemada debe por supuesto ser reemplazada.
  • Si tienes perros o gatos, recuerda que no a todo el mundo le gustan. Es preferible que cuando muestres tu casa, las mascotas estén ausentes (y todo lo que las acompaña: recipientes con comida, arena para gatos etc.)
  • Los aromas de naranja y bergamota son apropiados para hacer sentir a los visitantes «como en su casa», pero no exageres con la intensidad.

 

Marcelo Viggiano

Director de Feng Shui Mundo